Foto de familia.

Foto de familia.
Ascensión a La Aguja Letour. Alpes franceses.

miércoles, 10 de enero de 2018

(20180110) De Andoain a Galarreta por Buruntza y Elutxeta.

Para descarga y detalles del "track" haga clic en el icono de inicio.
Powered by Wikiloc



Por el centro de Andoain.
Continuamos.
Llegamos a las ruinas de San Martín.


Seguimos ascendiendo en dirección a Buruntza.
Postes indicadores.

No deja lugar a dudas.
El primer obstáculo.

Vistas sobre Andoain.
Panorama nevado.
Otra puerta más.

Llegando a la ermita de San Roke.

Panorama.
Interior de la ermita.
Un hermoso refugio al lado de la ermita.

El asador del refugio.
Otro obstáculo más.

La cruz de Buruntza.
Llegando a la cima.
Panorama sobre la costa y Lasarte.
A la izquierda obras de la incineradora, Mercabugati y el hipódromo.
Buzón de Buruntza.
Foto de familia en Buruntza.
Al fondo Aiako Harria.
Vértice geodésico.
Otra panorámica.
Bajando por la ladera.
La pendiente es pronunciada.
Más postes indicadores.
En la parte final del descenso con bastante pendiente.
Seguimos bajando en dirección a la ermita de Azkorte.
Ermita de Azkorte.
Una panorámica sobre Adarra.
Abajo la ermita de Azkorte.
Azkorte.

Interior ermita.
Seguimos avanzando pero con bastante barro.
Al final llegamos a una pista cementada.
Tomamos un desvío a la derecha.
Pasamos al lado de la sidrería Elutxeta.
Las paredes de Santa Bárbara.
Zona de escalada.
Una hermosa fuente al lado del camino.

Vista atrás para contemplar el Monte Torcido.
Llegando a Galarreta.


Ya llevamos varios días eligiendo ruta en función del pronóstico del tiempo. 
Para hoy y viendo que teníamos una mañana con bastante buen tiempo hemos decidido hacer una travesía desde Andoain hasta Galarreta, pasando por Buruntza y con intención de comer en el nuevo "jatetxe" del frontón de Galarreta.
Al final y después de llamar por teléfono para reservar,  lo hemos conseguido.

Nos hemos desplazado hasta la estación de Andoain Centro en el tren de cercanías y desde aquí hemos comenzado a andar por parte del Camino de Santiago y pasando al lado de la iglesia parroquial y su gran frontón, para poco después comenzar a subir por cómoda pista asfaltada hasta que hemos llegado a las ruinas de la antigua iglesia de San Martín. 


San Martín de Buruntza:     Historia de una iglesia.

El yacimiento de San Martín de Buruntza se corresponde con los restos de la primitiva iglesia parroquial de Andoain.
Situada en las faldas del monte Buruntza, a los pies del castro de la Edad del Hierro que lleva el mismo nombre, se muestra este espacio como el principal punto de referencia del poblamiento histórico en el municipio. 
La iglesia se halla documentada desde 1419, aunque no se han localizado testimonios sobre su fundación. A lo largo de los siglos XVI y XVII sufrió continuas remodelaciones y ampliaciones debido al aumento de la población.      Además, su situación se fue haciendo cada vez más marginal respecto al núcleo de Andoain que se desarrollaba a lo largo del camino en el centro del valle, dando lugar a un debate vecinal entre los que querían conservarla y los que propugnaban su traslado.       Esta última opinión fue poco a poco ganando adeptos, hasta que a mediados del siglo XVIII,  gracias a una cuantiosa donación del indiano Agustín de Leyza, se inició la construcción en un punto más cercano a la población de la nueva parroquia. 
La construcción del nuevo edificio llevó aparejado el abandono y derribo de ésta de San Martín de Buruntza, cuya piedra fue reutilizada en la construcción del nuevo templo. 
Este espacio fue abandonado, y poco a poco fue perdiéndose en la memoria colectiva de los andoaindarras, cuyo único vestigio fue el topónimo de “Kanpu Santu Zarra”, que se mantuvo para el solar.  
La intervención arqueológica posterior permitió la localización e identificación en el yacimiento de restos de hasta tres sucesivos templos erigidos en honor a San Martín, en el mismo lugar. Asimismo, se identificaron y excavaron los espacios de enterramientos interiores y adyacentes, en los cuales fue recuperado gran cantidad de ajuar funerario compuesto por alfileres, medallas, cruces, rosarios, monedas, etc. Todo ello de época medieval y moderna. 

Tres templos sucesivos:

En el yacimiento de San Martín de Buruntza se han identificado restos constructivos que indican las trazas de tres sucesivos templos, y que se corresponderían con las necesarias ampliaciones de la antigua parroquia de Andoain entre los siglos XIV y XVIII, habida cuenta el aumento de población. 

Templo Bajomedieval.     Siglo XIV
Templo Gótico.       Siglo XV
Templo Renacentista.       Siglos XVI y XVII.



Después de culturizarnos un poco con las explicaciones sobre las ruinas de la iglesia seguimos subiendo dirección Oeste hasta que llegamos a unos postes indicadores que dicen dirección Lasarte y también dirección Andoain.          En nuestro caso seguimos dirección Lasarte y cambiamos de dirección.            
Esta vez nos dirigimos hacia el Este.
Llegamos a otros postes indicadores y volvemos a cambiar de dirección, otra vez al Oeste, para continuar ascendiendo y cruzar un par de puertas metálicas.
Un poco más adelante llegamos a la ermita de San Roke y a unos 100 metros nos encontramos con un pequeño refugio de piedra con mesas y bancos y también con un buen asador. 

Aprovechamos las mesas para sentarnos durante unos minutos y comer algo de fruta, frutos secos, etc., y también beber unos cuantos tragos de agua.
Desde aquí continuamos subiendo y después de saltar una alambrada llegamos a la zona de la cruz de Buruntza con su gran buzón. 

Unas cuantas fotos y continuamos por la cresta para llegar a un vértice geodésico.         Más fotos.
Continuamos avanzando por el cresterío pero ahora en descenso y con bastante barro y con zonas bastante resbaladizas hasta que llegamos a otros postes indicadores.
Desde aquí la bajada se suaviza un poco y acabamos en la ermita de Azkorte.

Continuamos unos pocos metros por pista asfaltada y al poco nos desviamos dirección Lasarte y por caminos con bastante barro que nos hacen ir con mucho cuidado para no apoyar nuestro trasero en el suelo de manera involuntaria.
Al final salimos de la zona de barro y llegamos a una pista asfaltada que al rato nos lleva hasta la carretera GI-3832 que va de Urnieta a Lasarte.
Avanzamos por la misma durante unos metros y al rato nos desviamos a la derecha en dirección a la sidrería Elutxeta. 

Pasamos por la sidrería y continuamos avanzando para cruzar al lado izquierdo de la zona de Santa Bárbara y contemplar las paredes por donde suelen practicar escalada.
Seguimos adelante y nos encontramos con una fuente que aprovechamos para quitarnos un poco el barro de las botas y ya poco a poco y cruzando el barrio de Jauregi,  llegamos al punto central de Galarreta y nos dirigimos directamente a la zona del frontón.  


Nos acomodamos en las mesas de la entrada del "jatetxe" mientras intentamos ponernos cómodos y limpiarnos un poco el barro que llevamos encima ya que dudamos mucho que nos dejen entrar tal y como hemos llegado.        Mientras realizamos todas estas operaciones nos sirven un botella bien fresca de un "chardonnay" de Somontano que entra fenomenal.
Ya con mejor presencia entramos al "jatetxe" y nos sentamos a la mesa que nos han asignado.
El interior está muy bien, es cómodo, da sensación de amplitud y está preparado para que te sientas a gusto.      La atención del personal muy atenta y agradable.      
Una vez sentados a la mesa nos presentan las cartas del menú del día y elegimos entre unas cinco opciones de primeros y otras tantas de segundos.
En nuestro caso optamos por:
-Alubias de Tolosa con berza rellena de morcilla.          Bien, sin más.
-Arroz con almejas.       Buen aspecto y a juzgar por los comentarios.......,algo picante.
-Borrajas con alcachofas, un poco de jamón y yema de huevo a baja temperatura.

Como segundos los elegidos fueron:
-Txitarro a la parrilla.       Comentarios elogiosos.
-Entrecôt a la parrilla con patatas fritas.         Bueno.
-Kokotxas de bacalao en salsa verde.        Buenas.
-Carrilleras de ibérico en salsa.        Normal.

Para postres tuvimos diferentes opciones, entre ellas:      Cuajada, Tarta de queso, Manzana de Régil caramelizada, etc., etc.
Cafés y algunos "digestives" para amenizar la sobremesa.
Todo lo anterior perfectamente regado con un tinto joven de La Rioja, concretamente de la zona de El Ciego que estaba digno de mención.      
Para corroborar tal afirmación,  únicamente queda decir que no pedimos "gure gaxeosie".

Unos pocos minutos de sobremesa y nos dispusimos a tomar diferentes caminos para poder volver a nuestros respectivo domicilios.


Hemos comenzado a andar en la estación de Andoain sobre las 8 horas y 32 minutos y acabado en el frontón de Galarreta sobre las 13 horas y 27 minutos.
El tiempo efectivo empleado en la travesía ha sido de unas 4 horas y 14 minutos a una media de 3 kms./hora.
El tiempo dedicado a fotos, agua, "hamaiketako", etc., ha sido de unos 40 minutos.
El desnivel total acumulado en ascenso ha sido de unos 495 metros de en descenso de unos 469 metros.
La longitud total de la travesía ha sido de unos 12,2 kms.

La travesía no tiene mayor dificultad salvo un rato de bajada un tanto dificultosa desde la cima de Burantza y hasta la ermita de Azkorte y posteriormente una zona de bastante barro. Hay mucha parte del camino que está marcado pero desde la cima de Buruntza no hay muchas marcas y además hemos tomado caminos que no son habituales por lo que es recomendable la utilización de GPS con un buen "track".